Español

¡NINGUNA FRONTERA, NINGUNA NACIÓN. NO AL CONEX15!

Traducido desde informa-azione.info

nobordernonationnoconnex_plakatUna llamada contra la militarización de nuestras vidas.

Del 16 al 25 de septiembre del 2015 en Basilea y en el noroeste de Suiza se desarrollará un ejercicio militar federal denominado CONEX15. Durante este ejercicio, en algunos puntos neurálgicos de la ciudad como la estación, las fronteras o el puerto, se pondrá en marcha un control militar real. El escenario sobre el que se basan estas maniobras es el de una situación de una Europa post-crash en la cual Suiza, única isla que ha evitado la crisis mundial, debe protegerse contra todos y todas, especialmente contra los inmigrantes y los/as enemigos/as internos/as.

¡Venir en septiembre a Basilea y participar en las acciones!

O bien auto-organizaros, hacer acciones, poco importa donde y como, contra aquellos que se enriquecen con las expulsiones y la reclusión, contra las instituciones y las empresas que construyen la fortaleza Europa, que colaboran con los ejércitos, etc.

El viernes 18 de septiembre, en el contexto de la resistencia contra este ejercicio militar, se desarrollará la manifestación „No a las fronteras, No a las naciones – No al CONEX“, la concentración es a las 19:00 h en Claraplatz (Basilea).

A continuación la llamada a la manifestación:

Ni fronteras ni naciones. Saboteemos CONEX15

Las maniobras de las tropas del ejército suizo, „CONEX15“, que se tendrán del 16 al 25 de septiembre en el noroeste de Suiza, describen el escenario de amenaza de este modo:

„En una ficticia Europa del futuro, con tierras y fronteras diversas, domina la crisis económica. Las consecuencias repercuten también en Suiza: reducción de las reservas, comercio clandestino, organizaciones criminales. Los grandes centros provistos de aceite, gas y cereales se vuelven objetivos del sabotaje y los saqueos. Además, las tensiones étnicas conducen a un aumento de los flujos de refugiados en Suiza.“

En Europa en la actualidad, la crisis económica empuja a un número creciente de personas a la pobreza y las necesidades vitales más esenciales no pueden ser ya satisfechas. Para millones de personas, existe solo una realidad: Las carteras vacías y las batallas cotidianas para poder mantener en un modo u otro la cabeza fuera del agua.

En Europa en la actualidad como también en Suiza, las fronteras están ya militarizadas. Los inmigrantes, que huyen de la guerra, de la opresión y de la miseria para tratar de encontrar una vida mejor en Europa, deben hacer frente a los sistemas de protección de las fronteras, ven el camino acordonado por los aviones, drones, naves y la vigilancia por satélite. Todo es aún más grotesco en cuanto uno se da cuenta de la manera en la cual los estados europeos están implicados en la explotación y la „desestabilización“ de otros países.

Lo que les espera a las personas que logran superar la peligrosa entrada son los Lager (centro de detención) y las cárceles de la Europa de la democracia: una vida bajo control y vigilancia, a merced de los engranajes de las leyes de asilo y expuestos a la amenaza continua de ser nuevamente expulsados.

Al mismo tiempo, la ley del beneficio golpea a las personas que son explotadas como mano de obra a bajo costo o bien privadas de la capacidad de autodeterminar su vida.

También en Suiza un gran número de empresas como por ejemplo ORS, SECURITAS, etc… se lucran con la gestión de los centros de detención, el control de los inmigrantes, etc…

Las preguntas, los escenarios planteados en los cuales se espera obtener las respuestas en el cuadro de este ejercicio militar, son según nosotros los interrogantes de los gobernantes y de quienes poseen el poder en este sistema capitalista y/o que operan por su permanencia: es entregar las preguntas sobre el modo de cómo poder mantener las posiciones sociales y políticas del poder en el mundo y se puedan asegurar las rentas del capital; el modo de convencer a la gente para dejarse explotar cada vez más; el modo de cómo impedir a los inmigrantes venir a Europa y a Suiza; y finalmente, el modo de cómo callar a quien lucha contra todo esto o aspira únicamente y simplemente a la auto-emancipación.

Sus respuestas son siempre las mismas: reforzamiento de las leyes, desarrollo del aparato represivo con sus esbirros y sus prisiones y para cuando sea necesario, la utilización del ejército.

Las maniobras militares CONEX15 son una panorámica de las estrategias y de los objetivos de los que dominan y es un ejemplo de como responden a sus interrogantes.

Es más, se trata de saber qué efecto psicológico tendrán estas maniobras sobre la población: ha sido evocada como si la amenaza viniese del „exterior“ y al mismo tiempo estudiada como „debemos defender la democracia y su economía“. La militarización y la represión serían entonces legitimadas: la gente debe habituarse a la presencia de soldados por la calle y al hecho de que las personas sean recluidas en campos de concentración.

Nosotros no pedimos una democracia más directa o un capitalismo más justo. Porque la democracia misma es solamente una forma de gobierno que sirve para controlar, para gestionar a las personas en el sistema capitalista, para desanimar el pensamiento individual y para actuar mientras se nos hace engañar por la co-gestión. La democracia, el estado-nación, el capitalismo, siguen la misma lógica: el servilismo y el control de las personas. Continuando con esta lógica, las fronteras, los campos de concentración, las cárceles y las expulsiones continuarán existiendo…

No tenemos ninguna respuesta acerca de estas preguntas en el interior de este orden social y este sistema. Nuestra única respuesta es la rabia contra este mundo con sus muros y sus fronteras, y la solidaridad con todos aquellos que desaparecen en los campos de concentración y en las cárceles de este sistema, el cual no prevé un sitio para ellos.

¡Por un mundo sin fronteras ni naciones!

¡por un mundo sin Lager ni cárceles!

¡Bloqueemos y saboteemos CONEX15 y el régimen migratorio en su conjunto!

Schreibe einen Kommentar